viernes, 6 de septiembre de 2013

Exámenes y leyendas urbanas

Un año más, las vacaciones veraniegas se esfuman. Septiembre, ese mes tan temido por todos, unos (parados y afortunados trabajadores) por impuestos y seguros varios que tienen la manía de acumularse en estas fechas; otros (los estudiantes que aspiramos a tener algo de fortuna) por reincidentes en acudir a las convocatorias de exámenes típicas de estas fechas.

Pero no deberíamos de ser los únicos en ser asiduamente examinados. Por ejemplo, todas (y recalco todas) nuestras instituciones deberían seguir esta línea, pues tienden a pensar que ganar unas elecciones les da permiso a gobernar a discreción, cuando lo único a lo que les da derecho es a formar gobierno. Muestra de ello es la surrealista situación que se ha vivido este fin de semana en la Biblioteca Miguel Hernández, donde los estudiantes no podían estudiar debido al mercado goyesco instalado frente a la Biblioteca justo este fin de semana antes de exámenes. ¿No podía el mercado goyesco haberse puesto en otro lugar o en otro fin de semana que resultase menos perjudicial?

Otro buen ejemplo podría ser lo sucedido en el encierro del Domingo en las pasadas Fiestas de Santiago Apóstol, donde una vecina fue muy gravemente herida por asta de toro tras romper éste la talanquera de seguridad. Para los corredores habituales, era evidente que las talanqueras eran más inseguras comparadas a las de otros años. Sin embargo, el Concejal de Festejos aseguró en su momento que la talanquera cumplía la normativa, ¿Es suficiente con cumplir la normativa?, tratándose de asuntos donde podemos estar jugando con vidas humanas ¿solo debemos aspirar a cumplir la normativa por la mínima?, ¿Qué hubiera pasado si la cogida hubiera tenido un fin aún más trágico?, ¿Es correcto ahorrar en medidas de seguridad por muy en crisis que estemos?

Por suerte para todos, y para respiro del Concejal Alberto, la vecina Carmen fue dada de alta el pasado 22 de Agosto, lo que acabó con la lluvia de leyendas urbanas que se habían venido gestando desde entonces. Esto nos debería llevar a plantearnos si nosotros mismos y nuestros conciudadanos necesitamos de una evaluación continua. En este verano se ha podido escuchar rumorología de todo tipo: cabezas aparecidas en contenedores, degollados en plena calle, asesinados y suicidados varios que han tenido que ser reiteradamente desmentidos desde el Ayuntamiento, e incluso la propia vecina habría fallecido varias veces si de las leyendas urbanas nos fiásemos.

En fin, como decía Thomas Hobbes “el hombre es un lobo para el hombre” a lo que añadiría “y más si le damos vía libre sin control”. Les deseo un buen final de semana y gracias por la atención prestada.

Publicada originalmente en Onda Cero Sierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este es un blog de pura opinión personal, ¿Cómo no se van a permitir otras opiniones? Eso si, exprésalas siempre de la mejor manera y con respeto!